Clases de prueba

¿Quieres probar?

El jueves 27 a las 19.30h ven a probar una clase de yoga y apuntate para el próximo curso.

¡No faltes! ¡Te esperamos!

prueba-yoga_web

También puedes probar dos clases de Gimnasia Hipopresiva el miércoles 19 y el 26 de Junio a las 19.00 h

Gimnasia Hipopresiva-web

Con la gimanisia hipopresiva, conseguirás estar en forma de la manera más fácil y relajante, por medio de movimientos lentos y respiraciones controladas. Parece imposible pero así también puedes tonificar tu cuerpo y conseguir que tus músculos trabajen tanto como cuando decides hacer cien abdominales del tirón. ¿Te hemos convencido? Pues ahora más…

En qué consiste la gimnasia hipopresiva.

Este tipo de se basa ejercicios realizados por medio de distintas posturas con ritmo lento que consiguen la activación de diversos músculos del cuerpo y la relajación de otros.
En su nacimiento fue aplicada al post-parto y como tratamiento complementario de las mujeres con incontinencia urinaria ya que los músculos que más se trabajan están en esa zona.
Pronto se descubrió que este tipo de eran muy beneficiosos para las personas que sufrían problemas de malas posturas, dolor de cervicales o lumbalgias y su uso se extendió. De esta forma, a día de hoy cualquiera puede disfrutar de sus beneficios.

Gimnasia sin aire

La clave del éxito de la gimnasia hipopresiva es que hay que realizar cada movimiento en apnea, es decir, ¡sin aire en los pulmones! Te parecerá una locura pero al inhalar y luego exhalar, vaciando los pulmones de aire, se libra al abdomen de la presión que realiza el descenso del diafragma y tórax. Así, también se libera la presión del suelo pélvico y al hacer esto, se logra subir la musculatura del suelo pélvico. ¿Entiendes ahora sus orígenes?

Cómo es la gimnasia hipopresiva

Si decides practicar este tipo de gimnasia, no te vas a aburrir ya que está formada por más de 150 ejercicios diferentes, que se reparten en 10 niveles de dificultad.
Todos ellos aumentan el tono de reposo de la zona abdominal y sus resultados son sensacionales: una reducción rápida y eficaz de cintura, mejoras en nuestra postura y hasta mejora de nuestro rendimiento sexual.
Conseguirás un vientre más plano rápidamente pero, ¿dónde está el truco? En la respiración, porque reeducarás las presiones intra-abdominales y tus abdominales se convertirán una deliciosa chocolatina.

Los abdominales habituales y las gimnasias tradicionales pueden producir un efecto hiperpresivo sobre el abdomen, es decir, en vez de conseguir un abdomen plano, estos ejercicios pueden afectar de la forma contraria, abultándolo y en las mujeres, deteriorando su suelo pélvico.

Beneficios de la gimnasia hipopresiva

Son muchos los beneficios que ofrece esta técnica. Los resultados son inmediatos y se mantienen a la larga si haces gimnasia con regularidad.
Aseguran que con diez minutos de gimnasia hipopresiva, tres o cuatro días a la semana y unas 10 sesiones, bastan para experimentar cambios.
Corregirás defectos posturales, marcarás cintura, aligeras las piernas, tonificarás y definirás tus bazos y es perfecta para prevenir la incontinencia urinaria.

¿Necesitas algo más? ¡Es perfecta!